¿Qué podemos hacer?

Proponemos devolver el primer recibo de la luz que se reciba en mayo o junio.

El poder económico solo entiende de dinero. Para que una acción nuestra le haga reaccionar tiene primero que afectar a su caja.

¿Cómo se hace?

Desde que te cargan en la cuenta el recibo, tienes 8 semanas para devolverlo. Normalmente los bancos permiten hacerlo a través de sus aplicaciones de internet.

En todo caso siempre podrás hacerlo llamando por teléfono o acudiendo a la oficina.

Si no tienes domiciliado el recibo, la forma de sumarse a esta acción es retrasar el pago hasta que recibas una carta de la compañía eléctrica amenazando con el corte de suministro.

¿Qué consecuencias tendría para nosotros?

No pretendemos dejar de pagar, solo hacer uso del derecho que nos otorga la ley para hacerlo en un plazo, típicamente de dos meses, desde que la eléctrica nos requiera para ello de manera puntual. O sea, que pagaremos; pero lo haremos al mes siguiente.

Las facturas no pueden dejar de pagarse, por lo que deberemos abonar la nuestra posteriormente.

Tras el primer impago, la compañía debe requerirte el pago avisando de que en un plazo que normalmente es de dos meses se cortará el suministro si no se paga. No puede cortar la luz directamente.

Por ello, si devolvemos el recibo debemos asegurarnos de pagarlo al mes siguiente ya que no siempre se cumplen los dos meses. De lo que se trata es de pagar antes de que venza dicho plazo.

Es importante pagarlo posteriormente, para evitar posibles cortes de suministro por impago ya que en dicho caso, además de abonar las factura impagada tendremos que pagar una cantidad por restablecimiento del suministro y nos pueden retirar el contador.

En esta misma página tienes información más detallada sobre el proceso de devolución.

A cambio, seríamos conscientes de nuestro poder como colectivo.

¿Qué consecuencias tendría para las compañías?

La primera consecuencia para las compañías será una disminución de la caja de dinero disponible. No obstante, se trata de grandes compañías que a buen seguro podrán hacer frente a esta eventualidad. La consecuencia más importante es que no podrán ignorar el mensaje de hartazgo que les envía la población.

¿Qué consecuencia tendría para el Gobierno?

El Gobierno se vería reclamado a defender los derechos de los consumidores y no solo los de las compañías eléctricas.

¿Y después?

Con devolver el recibo de la luz de un mes estamos damos solo un primer toque de atención. Desde la Plataforma seguiremos lanzando iniciativas a las que te animaremos a sumarte en el futuro.

The video cannot be shown at the moment. Please try again later.

DIFUNDE. ¡Que todo el mundo conozca esta iniciativa! Muévelo en las redes sociales utilizando la etiqueta #YoDevuelvo.
Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone