La Plataforma por un Nuevo Modelo Energético anima a devolver el recibo de la luz de mayo

De nuevo nos ha subido la luz,  la situación se vuelve insostenible para nuestros castigados bolsillos. Las eléctricas, por el contrario han mantenido beneficios durante este periodo, algo que ni siquiera la poderosa banca logró.

Por su parte, el Gobierno ha duplicado en menos de un año la parte fija del recibo de la luz, esa que se paga cada dos meses con independencia del consumo que haya medido el contador. El efecto es el más irracional posible: aun consumiendo menos que antes, pagamos más. El derroche de energía está bonificado. Al ser la parte variable del recibo cada vez menor, nos resulta imposible lo que más nos hace falta: ahorrar.

El recibo de la luz es casi imposible de entender.  Cada vez tenemos menos idea del destino de cada euro que pagamos. Eso, el que tiene la suerte de poder pagarlo; porque se calcula que casi cuatro millones de familias en España no han podido mantener su hogar a una temperatura mínimamente digna durante el último invierno. La verdadera responsabilidad es del Gobierno, que permite esta situación; sin olvidar la actitud indecente de las eléctricas.

Nos están instalando, a nuestra costa, los nuevos contadores, que ellas, con razón, llaman inteligentes, porque lo son; pero en una sola dirección: las compañías saben a cada segundo de nuestros hábitos a través de las cifras de consumo; pero nosotros, los consumidores, tenemos vedado el acceso a esa información y por tanto no podemos saber en qué franja horaria nos resulta más barato usar nuestros electrodomésticos.

Como ciudadanos de este país os proponemos defender nuestros bolsillos y nuestra libertad para decidir qué tipo de energía queremos y cuánto estamos dispuestos a pagar por ella. Tenemos que hacernos valer ante las compañías como consumidores y ante nuestro gobierno como ciudadanos de pleno derecho.

Al contrario de lo que nos han vendido los mensajes intoxicados de las eléctricas, si España invirtiera más en renovables el recibo de la luz sería más barato. Basta investigar un poco lo que está pasando a nivel internacional para darse cuenta de que estamos ante una verdadera revolución. El problema del nuevo modelo energético -que también es económico- que estamos reclamando ya no es el precio. Es que si consumimos energía renovable en casa estamos dejándola de comprar a la eléctrica de turno, y ahí chocamos contra una pared dura y oscura que parece ser la que gobierna este país.

Se comprende así que el Gobierno haya dejado pasar la posibilidad de reclamar a las eléctricas cerca de 3.500 millones de euros que habrían cobrado de más, hecho que está en manos de la Audiencia Nacional tras haberlo denunciado la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético ante la Fiscalía Especial Anticorrupción.

The video cannot be shown at the moment. Please try again later.